Consejos para un correcto calentamiento

El calentamiento es una parte fundamental del entrenamiento y cada vez son más las personas concienciadas. Pero no ocurre lo mismo con todos los deportes. Normalmente, cuando alguien se dispone a hacer footing, sale a correr directamente desde casa y no recuerda que antes hay que calentar.

Es importante dedicarle, al menos, unos minutos a desarrollar una buena sesión de calentamiento para activar la circulación sanguínea y preparar nuestros músculos para el esfuerzo que vamos a realizar. Ya que comenzar a correr en frío puede provocarnos lesiones que evitaríamos con un poco de calentamiento.

Tenemos que tener claro que el calentamiento es un paso intermedio entre el reposo y la actividad que vamos a realizar y que, por tanto, no debe realizarse un esfuerzo máximo. Para que no se olvide calentar ningún músculo se puede seguir una rutina y empezar de abajo hacia arriba con pequeños y lentos movimientos circulares del tobillo, rodilla y caderas.

b2ap3_thumbnail_Ejercicios-de-fuerza-para-correr-Fondos-de-piernas.jpg

1. Hacemos pequeños movimientos circulares con los tobillos, rodillas y cadera. Éstos tienen que ser lentos y suaves, igual que nuestra respiración que debe ser relajada y profunda.

2. Nos tumbamos en el suelo, o césped, boca arriba y realizamos movimientos circulatorios con ambas piernas como si estuviéramos pedaleando en una bicicleta imaginaria. Esto ayudará a activar la circulación de las piernas.

3. A continuación, haremos algunas zancadas, es decir, nos ponemos de pie y damos un paso hacia delante como si fuésemos a agacharnos pero sin llegar al suelo. Luego volvemos a la posición inicial y hacemos el mismo ejercicio con la otra pierna. Así, además de calentar estaremos estirando. Ten cuidado al hacerlo y no fuerces muchos los músculos para no causarte lesiones.

4. Lo ideal sería que calentáramos también un poco los brazos realizando movimientos circulares de brazos y rotaciones completas de la cabeza.

Por último, es importante empezar a correr de forma lenta y pausada para aclimatarnos poco a poco a la carrera. Siguiendo estos consejos nos será mucho más fácil comenzar a correr y poco a poco iremos notando mejorar en nuestra musculatura que evitarán lesiones futuras.

Deja tu comentario