Ejercicio para relajarte antes de comenzar un masaje

La relajación física y mental está relacionada con la alegría, la calma y el bienestar personal. Por ello, es importante encontrarse bien relajados antes de comenzar a dar un masaje, así los pacientes serán influenciados de esa energía positiva y sus masajes serán más beneficiosos.

A lo largo del día se pasa por muchos momentos estresantes, no sólo en el trabajo sino también en casa. Simplemente en el momento de cocinar al estar cortando algunos alimento y atentos a que no se pegue cualquier cosa que se tenga en la sartén, si tienes niños y hay que prepararlos, si vas algo tarde al trabajo… Estas actividades diarias van acumulando estrés.

Para conseguir eliminar el estrés y poder estar totalmente calmados antes de comenzar con un paciente y así poder influenciarle toda la energía positiva que emanas puedes realizar este ejercicio de relación.

b2ap3_thumbnail_playa.jpg

Empieza haciendo movimiento giratorios lentos con los pies, las manos y la cabeza. A la vez que los vas haciendo ve respirando profundamente. Si tienes un sillón cerca siéntate y ponte cómodo.

Ahora llega el momento de empezar a relajarse. El muy probable que tengas ya un hilo musical con música relajante, esto también te vendrá bien a ti. Cierra los ojos e imagina un cielo azul maravilloso sin nubes. Sigue respirando despacio y profundamente mientras te concentras en esta imagen y en el olor y la sensación que te transmite un día así.

A continuación, dibújale a ese cielo un océano profundo y azul. Imagina ese océano en calma e intenta escuchar el sonido de las suaves olas. Para luego añadirle la imagen de un bello sol amaneciendo. Inúndate de la sensación de frescura y renovación que transmite el amanecer y disfruta de él.

Termina el ejercicio de relajación visualizándote tumbada en un campo encima de hierba muy fresca y verde. Disfruta durante algunos minutos de este ejercicio de relajación y verás como comenzarás la siguiente sesión con gran positividad y energía.

Deja tu comentario