Ejercicios para prevenir lumbalgia

Muchas veces tenemos dudas sobre los posibles dolores que podemos experimentar en nuestro cuerpo. En el artículo de hoy vamos a hablar sobre que es la lumbalgia y te mostraremos en una infografia los diferentes ejercicios que puedes realizar para prevenirla o para disminuir las dolencias que provoca. Así que estate atento a nuestras indicaciones 👇👇👇

¿Qué es la lumbalgia?

La Lumbalgia es el término unas para referirse al dolor de espalda baja situado en la zona lumbar. Estos dolores lumbares son tan frecuentes que se han convertido en uno de los grandes motivos de nuestro malestar corporal.

El origen de estos dolores puede ser muy variado, aunque los más comunes son el sobreesfuerzo físico y las malas posturas. Generalmente, la lumbalgia suele nacer en el entorno laboral ya que muchos trabajos requieren un sobreesfuerzo físico y movimientos repetitivos y mecánicos o, por el contrario, puede derivarse de los puestos de trabajo sedentarios como puede ser el de una oficina delante de un ordenador.

Aunque también puede aparecer a causa de un evento traumático como un accidente de coche o una caída.

¿Es posible reducir el dolor mediante algún ejercicio?

Frente a esta última etiología nada se puede hacer. Pero si podemos hacer por prevenir la lumbalgia cuando son causadas por posturas inadecuadas o sobreesfuerzos. Todo lo que necesitamos es hacer un poco de ejercicio al día para relajar y restaurar la postura correcta, así notaremos cómo la espalda se pondrá flexible en poco tiempo.

El ejercicio más recomendable es la natación pero cualquier práctica continua y no intensa de deportes es buena siempre que no padezcas una crisis aguda de dolor.

¿Cómo prevenir el dolor de espalda?

Es importante evitar el sedentarismo, así como estar mucho tiempo sentado o de pie sin apoyos.

Acostúmbrate a realizar ejercicio físico regularmente, el ejercicio ayuda a fortalecer la musculatura y a prevenir el sobrepeso que contribuye a las lesiones de la columna vertebral.

Existen múltiples ejercicios y deportes que ayudan a fortalecer la faja abdominal y dar mayor estabilidad a la cintura pélvica. Debes encontrar aquellos que te resulten más divertidos y amenos. Como sugerencia por su demostrada eficacia están: la natación, los estiramientos, el Pilates, etc. Es recomendable que siempre se realicen bajo supervisión de un monitor titulado.

Durante la conducción de vehículos debemos mantener la espalda recta y apoyada al respaldo y es conveniente utilizar los retrovisores antes que rotar en exceso el cuello y la espalda.

Si debemos levantar pesos, el objetivo debe situarse cerca del cuerpo y en el espacio que dejaremos entre nuestros pies. Nunca debemos inclinarnos.

En la posición de sedestación, debe mantenerse la espalda recta y bien apoyada contra el respaldo. En la cama, debemos dormir de lado (decúbito lateral), con la cadera y rodillas en ligera flexión. También es importante en el día a día usar calzado adecuado, sin excesivo tacón (unos 3/4 cm).

Ejercicios para la lumbalgia

Hay multitud de ejercicios para ayudar a tu cuerpo a evitar acabar sufriendo dolores en la espalda a causa de la lumbalgia. Aquí te dejamos algunos muy sencillo que puedes hacer en cualquier momento:

Ejercicios Lumbalgia

Los ejercicios para prevenir la lumbalgia suelen incluir aquellos que movilizan abdominales, dorsolumbares, cérvico-dorsales, glúteos y cuádriceps. Para hacer correctamente los ejercicios es importante que sigas estos consejos:

  • No realizar los ejercicios con rapidez.
  • Evitar los movimientos o ejercicios dolorosos.
  • En las fases de agudización no realizar sin previa consulta. Si es posible, precalentar la zona a ejercitar unos 15 minutos con una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente.
  • En las primeras sesiones, no realices muchas repeticiones de los ejercicios. Es mejor ir incrementando su número de forma progresivo.

Si nos encontramos doloridos por un episodio de lumbalgia:

  • No se recomienda el reposo absoluto más allá de dos o tres días. Dentro de nuestras posibilidades, cierto ejercicio, deambulación, etc., ayudará a que remita el dolor.
  • Si se nos ha prescrito medicación (analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares…) u otros preparados como cremas o pomadas, debemos seguir las pautas proporcionadas por los profesionales sanitarios y nunca auto medicarse.
  • Es importante mantener una buena alimentación y estar bien hidratados.
  • Tras la remisión del episodio, debemos establecer un programa de ejercicios que nos ayuden a fortalecer la musculatura y a evitar el sobrepeso.

Y eso es todo por hoy, si tienes alguna duda sobre la lumbalgia puedes dejarlo en los comentarios o ponerte en contacto con nosotros. También puedes visitar nuestra sección de cursos que damos presencialmente en nuestra escuela de quiromasaje en Valencia.

Deja tu comentario