Los orígenes del masaje: desde la China milenaria hasta la actualidad

¿Cuándo nació el masaje? La respuesta la tiene el propio nacimiento de la Humanidad. Es muy posible que el masaje naciese junto a la necesidad del ser humano de cuidarse y cuidar a sus semejantes. Debemos suponer además, que ninguna persona, pueblo, tribu o estado puede instituirse como inventor del masaje, más bien debamos pensar, que el masaje naciera en distintos lugares y distintos continentes de forma casi simultánea.

Podemos encontrar referencias al mundo del masaje, en los escritos de la China milenaria, escritos que además se han mantenido vigentes muchos de ellos hasta nuestros días. También las culturas clásicas, Grecia y Roma, se ocuparon y preocuparon por el masaje y sus efectos beneficiosos y terapéuticos tanto en el aspecto social de culto al cuerpo como en el aspecto deportivo orientado a las competiciones de sus atletas y deportistas y dirigido hacia sus famosas olimpiadas. Mención especial, a Hipócrates y a Galeno que sentaron las bases de lo que se consideró el masaje terapéutico y de recuperación.

En el pasado, el masaje se ha utilizado fundamentalmente de dos formas que aunque diferentes en su origen mantienen objetivos comunes:

  • De modo instintivo: tras recibir un golpe o sufrir una contusión, frotando sobre la zona afectada, y notando un considerable alivio del dolor.
  • De forma terapéutica: persiguiendo paliar o curar dolores o lesiones.

En el año 2.698 a.C., en la China, los monjes exponen en el libro del Kong Fou sus concepciones relativas a la higiene del cuerpo: el masaje figura, aquí, en un buen lugar, asociado a los ejercicios físicos. Las ilustraciones señalan la importancia dada al pie en el desencadenamiento de los reflejos neurovegetativos.

historia_masaje_escuela_fisiomedic_aulademasaje

En la India, el libro del Ayur-Veda (siglo XVIII a.C.) texto sagrado dictado por Brahma a sus discípulos, recomienda el masaje como medida de higiene corporal.

Los antiguos egipcios han dejado documentos que evocan el masaje con fines terapéuticos e higiénicos con una especificación ya bien estructurada de las diferentes maniobras.

Cinco siglos a.C., en Grecia, después en Roma, Asclepíades, Heródico, Hipócrates, Celsio, Galeno,… contribuyen con sus escritos a las terapias manuales. La Roma decadente de las intrigas políticas y del circo despreciará este camino: el masaje no es practicado más que en el marco de las termas, con una óptica higiénica con fuerte connotación erótica.

hipocrates_escuela_ fisiomedic_aulademasaje

Hipócrates, además de considerarse el padre de la Medicina, se interesó profunda mente por el masaje y sus efectos terapéuticos. Consideraba que si las manipulaciones son enérgicas, pueden dar solidez y fortalecer las estructuras trabajadas, tonificándolas. Mientras que si estas manipulaciones se realizan suavemente, pueden relajar y descongestionar dando elasticidad a las estructuras. También habla en sus escritos del sentido direccional que debe darse a las manipulaciones, deben realizarse en sentido centrípeto.

En la Edad Media, la represión religiosa frente al cuerpo, pone en tela de juicio esta terapia, juzgada como libidinosa.

Hubo que esperar la llegada del Renacimiento para que de nuevo florezca el masaje y las terapias manuales sacadas de los libros y escritos antiguos.

Fueron los árabes los que mantuvieron las técnicas del masaje y perpetuaron la tradición. Parece que la palabra masaje procede del término árabe: “mass” que significa tocar con suavidad.

Otro tanto sucede respecto al masaje terapéutico del cual escribió el primer libro el Obispo de Albarracín, Bernardino Gómez Miedes, quien por padecer de Gota, en su obra Enchiridion (1589), describió las técnicas de amasamiento muscular v el masaje osteoarticular en el cuello y otras regiones en una especie de curso de quiromasaje, exactamente como se practican en la actualidad.

Es en la segunda mitad del siglo XIX, con los trabajos de Ling, que la cinesiterapia devuelve al masaje a su sitio, tomando un nuevo auge histórico, que conducirá a la oficialización de su práctica.

También el holandés Mezger, S.XIX, redescubre el masaje como método terapéutico y creando una escuela de masaje.

Actualmente el masaje está considerado como una terapia, tanto a nivel curativo, en el caso de lesiones, como a nivel preventivo para evitar la aparición de éstas. En el ámbito de la estética, el masaje cada día es más solicitado pues actualmente el culto al cuerpo y el nivel cultural y socioeconómico de nuestra sociedad así lo demanda. En los tratamientos médicos el masaje como terapia complementaria juega un papel fundamental y en el campo deportivo como tratamiento recuperador y preventivo el masaje es una técnica y una terapia insustituible y con unos resultados altamente posi- tivos.  Asimismo debemos considerar que el masaje también puede actuar como una forma de gimnasia pasiva y esto hace que se amplíen las posibilidades del campo profesional de cara a las salidas profesionales de los masajistas.

Deja tu comentario