¿Sabes en qué consiste el Vendaje Funcional?

El vendaje funcional es la técnica del vendaje caracterizada por permitir una cierta movilidad funcional frente a las inmovilizaciones totales. Esta técnica tiene la ventaja de evitar los efectos secundarios que las inmovilizaciones totales conllevan, ayudando a la funcionalidad del lesionado a la vez que no repercute nocivamente en el proceso inflamatorio.

Esta técnica se utiliza, generalmente, en patologías traumáticas y deportivas, aunque en la actualidad está llegando a los centros de asistencia primaria y a los hospitales. El vendaje funcional se emplea, sobretodo, en lesiones ligamentosas, tendinosas y musculares que tienen carácter leve o moderado.

b2ap3_thumbnail_vendaje-funcional.jpg

Existen gran variedad de técnicas de vendaje funcional y se utilizan en articulaciones como el hombro, codo, muñeca, dedos, tobillo, rodilla, cadera o espalda. Podemos clasificarlos en vendajes funcionales clásicos que sirven para:

–          Ayudar estabilizar la zona, ya sea para suplir o reforzar;

–          Distribuir las fuerzas que genera la tracción del músculo sobre el hueso

–          Minimizar el edema y limitar su aparición

–          Corregir algún fallo en la biomecánica de la articulación

Y vendajes funcionales especiales, los cuales ayudan a:

–          Cambiar la fisiología articular íntima

–          Facilitar e inhibir el reclutamiento

–          Reeducación y facilitación neurológica

No hay que olvidar mencionar que el material utilizado para realizar los vendajes funcionales varía en función del problema que presente el paciente. Según el caso, se utilizan tiras inelásticas específicas, tiras autoadhesivas, tiras elásticas adhesivas, tiras de foam…

Deja tu comentario